Mis recetas

Salsas veganas para pasta

Ser vegano no implica renunciar a salsa sabrosas, ni a platos de pasta deliciosos. Simplemente hay que hacer pequeños cambios, probando cosas nuevas. Estas son 3 salsas que puedes probar en tus platos de pasta. Sabrosas, fáciles y veganas.

Leer más

Sopa de verduras

Que las sopas y las cremas están deliciosas ya lo sabíamos, pero lo que a lo mejor no sabemos, es que también resultan muy beneficiosas para la salud, siempre y cuando sean caseras.

En esta web nos hablan de los beneficios del puré de calabaza, por ejemplo, aunque se pueden sacar de todas ellas.

Para empezar, vamos a aprender a hacer una sopa de verduras muy saludable y nutritiva.

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr de judías verdes
  • 500 gr de acelgas
  • 3 zanahorias
  • 2 puerros
  • 1 nabo
  • 1 rama de apio
  • 300 gr de morcillo de vaca
  • 2 huesos de vaca
  • Un trozo de codillo
  • 100 gr de fideos
  • Queso rallado, al gusto
  • Sal, al gusto

Modo de preparación

Preparamos las verduras. Quitamos las hebras de las judías verdes y las picamos en trozos pequeños. Lavamos las acelgas, les quitamos las hebras y las cortamos en trozos menudos.

Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos pequeños. Cortamos la parte verde de los puerros y lavamos bien la parte blanca, partiéndola en trozos menudos. Pelamos y cortamos finamente el nabo y el apio, y reservamos todas las verduras sumergidas en agua fría.

En una olla grande vertemos 3 litros de agua fría, en la que pondremos a calentar la carne, los huesos y el codillo. Cuando empiece a hervir, quitamos bien toda la espuma que se va formando e incorporamos las verduras previamente escurridas.

Dejamos que cueza todo el conjunto hasta que la carne y las verduras estén tiernas, aproximadamente 1-1,5 horas. Si vemos que el caldo se reduce demasiado, añadimos más, pues la sopa tiene que ser caldosa.

Una vez que está todo cocido, sacamos los huesos y la carne, y añadimos los fideos para que cuezan en el caldo el tiempo que indica el fabricante.

Mientras cuece, desmenuzamos la carne en trozos pequeños, quitándole los nervios y la grasa, y la incorporamos a la sopa. Ponemos la sopa a punto de sal y le añadimos el queso rallado por encima, sirviéndola muy caliente.

Notas

La cantidad de queso es opcional, según quieran los comensales. Por eso se suele servir la sopa sin el queso, para que cada uno se eche la cantidad que quiera directamente en su plato.

El tipo de queso también es a gusto del cocinero. Si quieres que se note, es mejor que utilices un queso curado fuerte, que otro más suave.

Las verduras se pueden cambiar, sustituir unas por otras o suprimir la que no nos guste, pero esta combinación suele ser muy acertada en cuanto a textura y sabor. Los vegetales deben de ser firmes, así que no podremos utilizar tomate, por ejemplo.

Leer más

Cómo hacer migas tradicionales

Dentro del amplio recetario de la gastronomía española nos encontramos con las migas, una elaboración que tiene diferentes formas de elaborarse y que es muy consumido a pesar de tener muchos años a sus espaldas.

Se trata de un plato muy sencillo de hacer, contundente e ideal para esos días en los que se necesita un plus de energía para trabajar. Hay que decir que el secreto de unas buenas migas, es el mismo que para cualquier otra clase de plato, es decir, utilizar los ingredientes de la máxima calidad que podamos y procurar hacerlas siempre con mucho cariño y paciencia.

Ingredientes para hacer unas buenas migas

Para preparar este sencillo plato necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Un kilo de pan (de dos días antes)
  • una cabeza de ajo.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Agua y sal.

Modo de elaboración

El pan debe ser de calidad, que tenga miga blanca y densa así como una buena corteza, como el tradicional pan de pueblo que todos conocemos. Si tenemos pensado utilizar el pan congelado y horneado que encontramos en muchas panaderías de hoy en día, las migas no saldrán como debe ser. Además el pan debe estar asentado de uno o dos días, pero no demasiado tiempo más.

Para elaborarlo cortaremos el pan en trocitos pequeños el día anterior a hacer la receta, aunque se puede utilizar un cuchillo también puede hacerse a pellizcos. En el momento en el que lo tengamos todo cortado humedeceremos el pan con agua en la que hayamos diluido sal, pero sin ser demasiada.

Es importante recordar que hemos dicho humedecer y no empapar, por tanto se puede echar un poco de agua en un bol y después remover bien todas las migas para que se humedezcan. Una vez hecho hay que taparlas hasta el día siguiente.

El día de la elaboración pelaremos los dientes de ajo y los freiremos en aceite de oliva en un recipiente en el que quepa holgadamente el pan que tenemos reservado. En este caso podemos picarlos en trozos pequeños o más bien generosos, pero debemos tener en cuenta que si son demasiado pequeños es más fácil que se nos quemen.

Después añadiremos un vaso de aceite de oliva y añadiremos el pan desmigado y humedecido. Pondremos a fuego medio y comenzaremos a remover con una espumadera o paleta de cocina, hay que hacerlo poco a poco para que se vayan haciendo de forma homogénea.

En el momento que veamos que las migas se pegan entre sí formando trozos grandes, las iremos cortando con el mismo borde de la paleta, siendo esta la parte más tediosa de hacer dado que hay que hacerlo lentamente. Cuando veamos que las migas están bien sueltas ya se pueden apartar y comer en caliente.

Para hacer las migas, puedes utilizar una paellera eléctrica para hacerlas en cualquier sitio. En esta tienda tienes muy buenas ofertas.

Estas son las migas más sencillas que se pueden preparar aunque también podemos optar por otra forma añadiéndole trozos de chorizo mientras se doran los ajos. El aceite que soltará el embutido dará un gran sabor a las migas, sobre todo si tiene cierto toque de pimentón.

También se les pueden echar pimientos choriceros, ñoras, huevo duro, etc. siendo un plato que acepta infinidad de combinaciones, es muy nutritivo y totalmente asequible.

Leer más

Receta de empanada de atún

La empanada de atún es una de las muchas elaboraciones gastronómicas que podemos encontrar en nuestro recetario. No es igual que la empanada gallega, pues ésta se rellena de mejillones o zamburiñas, en la web zamburina.com tienes la receta. Una preparación deliciosa que gusta a todo el mundo y que queremos compartir con todos vosotros en esta receta.

Leer más

Receta de risotto de arroz integral con champiñones

El arroz es un cereal muy versátil que soporta infinidad de formas de elaboración y se pueden hacer desde platos tan sencillos como un arroz con huevo hasta platos más elaborados como una paella o un risotto como te vamos a enseñar a hacer en este artículo. Te queremos enseñar a hacer un risotto de arroz integral con champiñones.

Este plato es uno de los que más gustan a los amantes del arroz, no es caro de hacer y es muy sencillo. ¿Se puede pedir más a un plato tan sencillo? Si quieres otra receta italiana prueba un osobuco, aquí te dejo las instrucciones para cocinar un osobuco y que te quede perfecto.

Leer más

Albóndigas con patatas

Por nuestro ritmo de vida, en muchas ocasiones no tenemos demasiado tiempo para cocinar, pero aún así queremos comer bien y no tener que hacer uso de precocinados que no son demasiado recomendables para nuestra dieta o tener que llamar para pedir comida a domicilio porque desequilibra nuestra economía doméstica.

Por ello vamos a enseñarte a hacer un plato sencillo pero nutritivo y nada caro, albóndigas con patatas. Si no te importa gastarte algo más de dinero, te recomendamos esta página web con varias recetas para hacer un solomillo wellington.

Leer más

Receta de la tarta de manzana americana

Los postres son una de las comidas favoritas de grandes y pequeños, sobre todo las tartas. Una de las tartas más clásicas, fáciles de hacer y deliciosas es la de manzana. En este artículo queremos compartir contigo la receta tradicional americana, el auténtico Apple pie.

Si te encantan los postres, en la web http://moussedelimon.es tienes muchos más.

Leer más

Pollo relleno al horno

El pollo es un uno de los alimentos más versátiles que tenemos en la cocina española dado que permite ser preparado de mil y una formas diferentes. No es un producto caro, se puede comprar en cualquier momento del año y tiene un gran sabor, como por ejemplo con la receta de pollo relleno al horno que compartimos contigo en este artículo.

Esta receta se cede hacer en el horno o a la barbacoa, para que tenga un sabor ahumado excepcional, puedes encontrar tu barbacoa ideal en la web Todobarbacoa.es.

Para su elaboración necesitamos estos ingredientes:

  • Un pollo entero de entre 1,5 y 2Kg.
  • 250 gramos de carne picada (mejor si es mixta)
  • Caldo de pollo (mejor si es casero)
  • Ciruelas y orejones (a discreción.)
  • 1 manzana (de la clase que queramos, pero Golden está bien)
  • 2 dientes de ajo.
  • Leche.
  • Sal y pimienta fresca recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Migas de pan.

Modo de elaboración del pollo relleno al horno

Como sucede en cualquier otra receta, la calidad de los productos es muy importante y si queremos que esta elaboración salga bien, debemos procurar que todos los productos tengan un mínimo de calidad.

A pesar de que los pollos se nos entregan limpios en el supermercado o la carnicería, es recomendable lavarlo bien y retirarle los restos de grasa que pudiera tener. Una vez lavado y escurrido lo salpimentaremos al gusto.

Por otro lado pondremos a calentar una sartén con un chorro de aceite y también salpimentaremos la carne picada. Cuando hayamos mezclado bien la carne la saltearemos durante dos o tres minutos para que se haga un poco por todos lados y la reservaremos para más tarde.

Ahora precalentaremos el horno a 180 grados para tenerlo listo cuando acabemos de preparar el pollo. El siguiente paso es pelar los ajos y picarlos muy pequeños, lavamos, pelamos y picamos la manzana en trozos que no sean demasiado grandes, de medio centímetro está bien. Asimismo pondremos miga de pan a remojar en leche.

En un bol grande echaremos los ajos, la manzana y la miga de pan remojada en leche. Lo salpimentaremos, incorporaremos la carne, la mezclaremos con el resto de ingredientes y rellenaremos el pollo, presionando bien para que la mezcla quede bien prensada en el interior.

Ahora cerraremos el pollo, bien con hilo, bramante o con unos palillos, pero debemos asegurarnos de que queda bien cerrado y que no se saldrá el relleno durante su horneado.

Una vez esté completamente cerrado pondremos el pollo en una bandeja que habremos aceitado ligeramente para que no se pegue. Sobre el mismo pollo echaremos un poco de aceite de oliva para que vaya adquiriendo el característico color dorado del asado al horno. Al aceite podemos acompañarle de algunas hierbas aromáticas para que también aporten su toque.

Hay que dejarlo unos 45 minutos por cada lado, pero cuando pasen 15 minutos y para evitar que el pollo se quede seco, podemos ir cubriéndolo del caldo de pollo que tenemos reservado. Si queremos que adquiera más sabor, podemos pinchar al pollo varias veces con el tenedor para que el caldo penetre en la carne.

La parte de la pechuga puede que necesite un poco más de tiempo dado que es donde se acumula más carne y es más gruesa. El último paso es que cuando queden unos 5 minutos, pongamos el grill para que consigamos que la piel quede con un color dorado más intenso y crujiente.

Leer más

Receta del quiche Lorraine

Las quiches son tartas saladas que proceden de la gastronomía francesa y una de las más famosas es la quiche Lorraine, una elaboración que se consume en todo el mundo y que está deliciosa.

Los pasteles de carne también son condenados tartas saladas, y están también muy ricos, tienes varias recetas de pastel de carne y patata en esta página por si quieres echarles un vistazo.

Leer más

  1. 1